Av. Alcalde Caballero, 70 50014 Zaragoza -

Historia de Fiat: Fabricantes de vehículos

HISTORIA DE FIAT

1899-1900

Un oasis en el desierto

Fiat (Fabbrica Italiana Automobili Torino) nace en Turín el 11 de julio de 1899, en un momento en el que no existe industria automovilística como tal en Europa. La mayoría de los 32 millones de italianos trabaja en el campo; el coche da sus primeros pasos. La fundación de esta empresa supone un reto para el ex-oficial de caballería Giovanni Agnelli, el más decidido de entre todos los accionistas. Pronto destaca en el consejo de Dirección gracias a su visión estratégica y a su determinación.

1900-1910

El crecimiento y los primeros modelos

Agnelli es elegido director general en 1902. Su filosofía: diversificación de la producción y atención a los mercados emergentes. El primer coche es el 4 HP, al que pronto suceden el 8, 10 y 12 HP en 1901, el 24 HP Corsa en 1902, el 60 HP, el 100 HP y el 130 HP, que alcanza en 1907 una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

En 1903 Fiat fabrica el primer camión y en 1908 se exporta el taxi ‘1 Fiacre’, del que se manufacturan 1.600 unidades, que comienza a prestar servicio en las calles de París, Londres y Nueva York.

En pocos años, la planta original en Corso Dante, cerca del río Po, va creciendo. En 1906 ya ocupa 50.000 metros cuadrados y da empleo a 2.500 personas.

1910-1920

Automóviles para la gran guerra

En esta década aparecen siete nuevos modelos: S70 Record (1911), S74 Corsa (1911), Zero (1912), 70 (1915), 2B (1918), 1T (1920) y 510S (1920).  En 1912 un coche de Fiat vence en las 500 Millas de Indianápolis y en el American Grand Prix, y en 1913 la fábrica aumenta de tamaño, hasta los 130.000 metros cuadrados y los 4.000 trabajadores.

En 1914 construye el camión 18 BL, que fue destinado al ejército italiano en la I Guerra Mundial.

1920-1930

La crisis golpea fuerte

Se viven tiempos de crisis en los que Fiat se ve obligada a reducir personal y costes. Aun así, en 1921 aparece el SuperFlat, el único coche con propulsor V12 construido por la marca, y un año después se lanza el 519, además del primer motor eléctrico para ferrocarril. Pero en 1923 la recesión pasa y Fiat (el primer fabricante que utiliza cilindros de aluminio de serie en sus vehículos) abre la planta de Lingotto; en los años siguientes presenta el 503 y el 520.  En 1929 se ponen a la venta dos modelos más: el 514 y el 525, así como un autobús articulado para recorridos interurbanos.

1930-1940

Internacionalización de la fabricación

Esta década se caracteriza por la implantación de fábricas fuera de Italia: hay en España, Francia y Polonia. También por la construcción de quince nuevos modelos, algunos de ellos convertidos en símbolos de la marca, como el Topolino, de atractivas líneas redondeadas. 

En 1939 se inaugura una nueva planta, Mirafiori, que introduce los principios más avanzados de organización industrial y confirma el objetivo de la compañía: centrarse en la producción en masa. En la actualidad tiene una superficie de más de tres millones de metros cuadrados.

1940-1950

De nuevo, la guerra

La II Guerra Mundial obliga a Fiat a reducir la fabricación de coches para dedicarse a construir tanques, aviones y barcos, aunque sigue produciendo locomotoras, una de las cuales bate el récord de velocidad en 1940 (160 km/h). 

Durante 1944 las plantas son casi destruidas por los bombardeos. En diciembre de 1945 muere Agnelli y Vittorio Valleta ocupa el puesto de presidente de la compañía. A partir de ese año, la manufactura de automóviles se restablece y la plantilla crece hasta los 71.000 trabajadores.Fiat se convierte en uno de los actores más importantes de la economía italiana.

1950-1960

El primer coche diesel

Fiat alcanza los 85.000 trabajadores. Los modelos de más éxito son el 1400 diésel de 1953, el primer coche de gasóleo de la marca; el 600 (1955), un automóvil con motor en posición trasera; el Bianchina, producido por Autobianchi (compañía fundada por Fiat junto a Pirelli y Bianchi), y el nuevo 500, premiado en 1959 por su original diseño y las modernas soluciones técnicas.

1960-1970

Espectacular crecimiento

Los 85.000 empleados de la década pasada se duplican en ésta. En 1966 Fiat entra en Rusia para fabricar el Vaz; ese mismo año, Giovanni Agnelli, el nieto del fundador, se convierte en presidente de la compañía. Es una etapa de exitosos modelos, como el 1800B, el 1500 Cabriolet, el 850 o el 124, elegido Coche del Año en 1967. Sin embargo, también se incrementan los conflictos con los sindicatos: en 1969 se alcanzan 15 millones de horas de huelga.

1970-1980

Mecanización de las fábricas

Siguen apareciendo modelos, como el 127 en 1971, y las fábricas continúan modernizándose: en 1972 entran los 16 primeros robots en Mirafiori, en lo que se conocería más tarde como ‘Robogate’, un sistema que ensambla las carrocerías. También se descentraliza la compañía: se fundan Fiat Ferroviaria, Fiat Avio, Fiat Trattori, Fiat Engineering, Magneti Marelli...

1980-1990

Los primeros coches eléctricos

La década se caracteriza por la adquisición de Alfa Romeo (1984), el desarrollo de componentes electrónicos y nuevos materiales, así como por una mayor atención a la protección del medio ambiente. No en vano, Fiat crea vehículos eléctricos o alimentados por metano. En 1980 se presenta el Panda, diseñado por Giorgio Giugiaro y, dos años después, el Uno, que en 1985 incorporaría el revolucionario motor Fire (Fully Integrated Robitized Engine). 1989 fue el año del Tipo y de otros modelos de éxito como el Regata y el Croma.

1990-2000

Renovando la gama

Los años noventa se caracterizan por la entrada en producción de nuevos modelos, que renuevan la gama al completo. Vehículos como el Cinquecento en 1991, el Punto o el Fiat Coupé en el año 1993. Un año mas tarde, Fiat lanza con gran éxito el Ulysse, el primer monovolumen de gran tamaño en colaboración con el grupo francés PSA. Otros vehículos lanzados en esta década son: el Fiat Barchetta (un pequeño spider diseñado por Andreas Zapatinas), el Fiat Bravo y Brava (sucesores directos del Fiat Tipo), o el Fiat Marea (derivado del Fiat Brava y heredero del éxito del Fiat Tempra).

2000-2010

La adquisición de Chrysler

El año 2008 queda marcado por la profunda crisis económica, con origen en los Estados Unidos y, desde entonces, extendido por todo el mundo. Una de las industrias más afectadas por este fenómeno es la industria del automóvil. En 2009, el grupo Fiat firma un acuerdo preliminar con el grupo Chrysler.

Meses mas tarde, los dos fabricantes de automóviles anuncian que han cerrado una alianzaestratégica global: con este acuerdo, el grupo italiano adquiere el 20% del grupo estadounidense, con la posibilidad de alcanzar un 35% si cumplen determinados objetivos establecidos.

Gracias a este acuerdo, el Grupo Fiat puede utilizar las plataformas de Chrysler para sus modelos más emblemáticos (por ejemplo, el Chrysler 300C), mientras que la compañía estadounidense amplía su gama de productos. De esta manera, ambos fabricantes explotan sus redes comerciales para expandir su presencia.